¿QUÉ NOS ESTÁ DEJANDO EL 2020 EN EL MERCADO INMOBILIARIO URUGUAYO?


Diciembre 31 de 2020

¿QUÉ NOS ESTÁ DEJANDO EL 2020 EN EL MERCADO INMOBILIARIO URUGUAYO?

 

 

En este año particular nos hemos visto globalmente afectados por la crisis vinculada a la pandemia.

Les comentamos nuestras impresiones según tipo de negocio:

Alquileres: tanto en alquileres anuales como por temporada el impacto se ha hecho notar por distintas razones.

Los alquileres anuales se han enlentecido sobre todo debido a que el potencial cliente se encuentra afectado por la inseguridad laboral, con recortes en los ingresos, seguro de paro, factores que dificultan el acceso a la vivienda. Esto se suma a que ya en situación normal los requisitos de garantía son muy exigentes.

Debemos mencionar en este punto la alternativa que ofrece el artículo 421 de la Ley de Urgente Consideración, en dónde de común acuerdo arrendador y arrendatario firman un contrato sin garantía. (Leer más en el siguiente link:  alquileres-sin-garantia, artículo de El Observador)

Esta iniciativa no ha tenido mucha repercusión a nivel de concreción de contratos, ya que la mayoría de los propietarios no consideran esta opción a la hora de ofrecer su inmueble en el mercado.

Alquileres de oficinas y locales comerciales se han concretado sobre todo a fin de reducir instalaciones y abaratar costos fijos. Es un sector que en el momento se encuentra con mucha oferta y poca demanda.

En cuanto a los alquileres temporales, el mayor impacto se debe a que los extranjeros no pueden vacacionar hoy en día en nuestro país. El recambio de extranjeros por clientes locales no llega a compensar la drástica baja del turismo habitual que recibimos todos los años.

Compra y venta de inmuebles:

Oferta de vivienda usada Las ventas que se concretan se logran con descuentos en los precios finales del entorno de un 10% al 20%, con relación al valor publicado. En general se ha instalado esta realidad y las personas que buscan en los portales para concretar una compra lo tienen en cuenta a la hora de realizar ofertas.

Un error muy común en los propietarios es estimar el valor de su propiedad basándose en las publicaciones que encuentran en los diferentes portales. En general no son los valores reales de venta. Lo conveniente es consultar con una persona idónea, que los pueda orientar y hacer una valoración profesional del inmueble.  

No hacerlo puede significar meses o incluso años sin resultados.

Partiendo de esa base se podrá decidir la conveniencia o no de la venta del inmueble según la situación particular de cada propietario.

Oferta de vivienda nueva:

En este momento se cuenta con una interesante oferta de vivienda nueva, y muchos desarrollos se construyen bajo la Ley de Vivienda Promovida. Esta modalidad ofrece importantes descuentos fiscales tanto a la hora de comprar como luego al momento de generar renta. Promociones, descuentos y beneficios fiscales son los estímulos que se suman al atractivo de comprar un inmueble a estrenar.

Compra de vivienda permanente:

En nuestro mercado los precios en dólares se han mantenido estables, una estabilidad que viene desde mitad del 2018.

Si tenemos en cuenta que el dólar ha subido significativamente este año, nos encontramos con que los potenciales clientes en busca de una solución habitacional se encuentran con un poder de compra menor, ya que sus ingresos, en la mayoría de los casos, son en pesos.

Esto genera un desfasaje entre los precios que se han mantenido estables en dólares y el poder de compra que ha disminuido notoriamente.

La consecuencia es un menor volumen de concreción de ventas.

Compra como inversión para renta:

El inversor, que necesita un panorama estable, de confianza en la economía, se encuentra hoy en día en un entorno incierto, el cual no es el mejor escenario para la toma de decisiones.

Es cuando la tradicional inversión en ladrillos se vuelve más atractiva gracias a la seguridad que ofrece a la hora de resguardar su capital.

En este sentido las ventas no se han resentido y encuentran estímulo en ofertas como las mencionadas al describir los desarrollos de vivienda nueva.

Compra de locales comerciales y oficinas:

Solo consumidores finales concretan negocios para estos destinos. El pequeño inversor en busca de renta no considera esta opción porque avizora muchos meses de vacancia y gastos fijos.

Un inversor a largo plazo puede encontrar oportunidades puntuales interesantes, pero son negocios a medida y requieren un estudio particular de proyección, según la expectativa y retorno que se pretende.

LEA TAMBIÉN:

Cinco razones por las cuales NO se vende un inmueble

 

 

HOUSING
HOUSING Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2021 housing.com.uy, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co